‏@tlaltekatsin

Sin comentarios

Víctor Florencio rh:

 

Condena a la distopía.

De niño, mientras aguardaba al dentista, propuse un canje a Dios: darle mi vida, pero que nadie muriera.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrPin on Pinterest

Escribe un comentario