‏@joseluiszarate

Sin comentarios

Jose Luis Zarate:

 

La adivina leyó en sus manos una utopía que no incluía al resto del cuerpo.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on TumblrPin on Pinterest

Escribe un comentario